08.00 a 12.00

16.30 a 20.30

957 456 749

634 978 762

info@clinicaklendal.com

Terapia Manual y Tratamientos Osteopáticos

Las técnicas de Terapia Manual son ténicas específicas para el tratamiento del dolor y otros síntomas de disfunción neuro-músculo-esquelética de la columna vertebral y de las extremidades, que se caracterizan por ser aplicadas manualmente y/o de forma instrumental.

 

Las técnicas de Terapia Manual tienen como principales objetivos recuperar el movimiento cuando las articulaciones presentan una restricción en el mismo, aliviar el dolor articular, muscular,... y de forma inmediata mejorar la funcionalidad del individuo.

 

Algunas de estas técnicas son:

 

TERAPIA MANUAL ARTICULAR: técnicas de baja velocidad, de alta velocidad, técnicas articulatorias,…

 

TERAPIA MANUAL MIOFASCIAL: inhibición por tensión mantenida, masaje con movimiento activo, técnicas de deslizamiento transversal/longitudinal miofascial, deslizamientos con carga neural,…

 

TERAPIA MANUAL NEURAL: como las técnicas de neurodinamia, movilización y estiramiento de troncos nerviosos periféricos, de pares craneales,…

 

TERAPIA MANUAL VISCERAL: técnicas de masaje, presión,… sobre los diferentes órganos y vísceras para mejorar el funcionamiento de éstos y aliviar los dolores irradiados provocados por dichas estructuras.

 

 

Terapia Manual Manipulativa – Osteopatía

 

Las técnicas de Terapia Manual Manipulativa son técnicas en las que realizamos un impulso repentino y preciso de gran velocidad y corta amplitud (thrust), cerca del rango de movimiento de la articulación disponible mediante la ejecución de un movimiento fisiológico, un movimiento accesorio o una combinación de ambos.

 

 

Para poder aplicar un tratamiento, el Osteópata ha de realizar un diagnóstico correcto que consta de anamnesis ó interrogatorio; inspección del paciente y de su estructura tanto dinámica como estática y palpación dinámica y estática, con el fin de buscar una fijación articular ó una falta de movimiento.

 

Los efectos que logramos en nuestros pacientes al aplicar este tipo de técnicas son:

 

Biomecánicos: en articulaciones con pérdida de movilidad se logra facilitar el movimiento entre las diferentes estructuras que forman dicha articulación, como sería, por ejemplo, en aquellos pacientes con diagnóstico médico de lumbalgia asociada a una limitación del movimiento, en pacientes con diagnóstico de esguince de tobillo con dificultad para moverlo libremente, etc.

 

Disminución del dolor: ayuda de forma inmediata en aliviar el dolor del paciente, sobre todo, en pacientes con dolor lumbar (lumbalgia), dolor cervical, dolor en el hombro, etc.

 

Disminución del tono muscular: la manipulación produce una consistente y sistemática respuesta refleja tanto en músculos locales a la articulación manipulada como en músculos más distantes